Evo Morales echa a la CIA de Bolivia.

Evo Morales ha desmantelado el brazo intervencionista del la CIA en Bolivia, acusándola de interferir en los asuntos internos de Bolivia, el presidente Evo Morales determinó la expulsión de la Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos (USAID), una conocida fachada de la CIA. “Hemos decidido expulsar a USAID de Bolivia, ¡se va USAID de Bolivia!”proclamó Morales en un encendido discurso por el Día del Trabajo, en la plaza de Armas de La Paz.
El jefe de Estado aseguró que el organismo norteamericano opera con “una mentalidad de dominación, de sometimiento”, y la acusó de conspirar contra su gobierno y la nación boliviana. El mandatario también levantó una protesta contra el secretario de Estado, John Kerry, por describir a Latinoamérica como el “patio trasero” de Estados Unidos.


Según la periodista Eva Golinger, USAID invirtió al menos $85 millones de dólares para desestabilizar al régimen de Evo Morales. “Inicialmente, Estados Unidos esperaba alcanzar el resultado deseado al entrenar a separatistas del distrito predominantemente blanco de Santa Cruz”, escribe el columnista Nil Nikandrov. “Cuando el plan colapsó, USAID se volteó hacia las comunidades indígenas”.

Nikandrov explica que la embajada de Estados Unidos en Bolivia promovió las revueltas indígenas que hace años exigieron el cese de la construcción de una carretera que dividiría el TIPNIS, una amplia reserva ecológica boliviana.

De acuerdo al historiador estadounidense William Blum, en la década de 1960 e inicios de 1970, USAID mantuvo “una relación estrecha de trabajo con la CIA”. Ésta a su vez, agrega, operó “frecuentemente en el extranjero bajo la cubierta de la USAID”.

En la actualidad, el organismo también es utilizado en otros países latinoamericanos como un brazo de la intervención política.

Según publica Venezuelaanalysis.com, a través de la compañía Development Alternatives Inc., USAID ha financiado más de 360 “becas” transferidas a organizaciones sociales, partidos políticos, comunidades y proyectos políticos en territorio venezolano. El partido del líder opositor Henrique Capriles, por ejemplo, ha recibido desde sus inicios el generoso aporte de USAID y la ONG National Endowment for Democracy, vinculada también a la CIA.

Guerra interna

Bajo el gobierno de Sebastián Piñera, la USAID estableció un fuerte vínculo con el Ministerio del Interior de Chile.

En junio de 2011, la ONEMI firmó un acuerdo de cooperación con USAID para “mejorar la capacidad de reacción ante desastres”. El convenio se materializó en la práctica con la donación de 11 vehículos de la Agencia Federal para Manejo de Emergencias de los Estados Unidos (FEMA).

La cooperación de USAID en Chile se enmarca en una campaña coordinada por el Pentágono que busca subvertir la función de las Fuerzas Armadas con la excusa de responder a catástrofes naturales.

En 2012, el Comando Sur de Estados Unidos (SOUTHCOM) financió la instalación de un centro de entrenamiento de guerra urbana en el Fuerte Aguayo de Concón. En un comunicado, la embajada de Estados Unidos en Chile señaló que las instalaciones pretenden “apoyar la capacitación de personal encargado de ejecutar operaciones de mantención de la paz o de estabilidad civil”.

Fuente: VerdadAhora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: