El gobierno de Nueva Zelanda elimina las patentes de Software.

patentado [640x480]

Como una forma de eliminar una de las tantas barreras que están deteniendo la innovación en el mundo de la tecnología, el gobierno de Nueva Zelanda anunció que a partir de hoy ya no se podrán solicitar más patentes de software en el país.
Cabe aclarar que técnicamente nunca fueron explícitamente permitidas las patentes de software, sin embargo, la enmienda a la ley de patentes vigente va aún más allá, al definirse en base a tres principios básicos, donde el más relevante afirma que “un programa de computadora no es una invención ni tampoco una forma de fabricación para los propósitos de esta acta“.
Con esta decisión, el gobierno de Nueva Zelanda está declarando que las las actuales leyes de patentes ya otorgan la suficiente protección al software, pues es cada vez más común un estancamiento en la innovación causado por los trolls de patentes.

Incluso el mayor exportador de software de Nueva Zelanda, Orion Health, celebró la decisión del gobierno, afirmando que hasta las cosas más obvias se estaban patentando bajo el régimen anterior. “Si identificas una mejora lógica en tu software, no puedes implementarla porque alguien más tiene la patente. En general, las patentes de software son contraproductivas y frecuentemente utilizadas para obstruir la innovación”, afirmó el CEO de Orion Health.

NO! A las patentes de Software.


Software_patents2
Número de patentes de software por año. A esta gráfica le llamo yo ‘la burbuja/borrachera de las patentes de software’. La verdad que me da miedo imaginar cómo es, actualmente, esta gráfica después de la aparición de ‘los móviles inteligentes’.

Es raro encontrarse en internet un texto crítico (contando lo bueno y lo malo), y escrito por un programador, que te haga estar a favor de las llamadas patentes de software. Es bien sabido por el resto de los mortales que los programadores, en especial a los que nos gusta el tema del software libre, damos vueltas por el suelo mientras echamos espuma por la boca con que tan sólo nos digan ‘las patentes de software son muy buenas porq…’. Es un algo instintivo, en serio.

Como siempre intentaré abordar este tema desde un punto de vista crítico y simple pero completo. Pero, antes que ponerme a criticar o a dignificar las patentes de software quiero daros una imagen del problema que implican las patentes de software hoy día, ahí van algunos prometedores ejemplos de patentes de software, por parte, como no, de grandes empresas (a esto le llamo yo ‘la burbuja/borrachera de las patentes de software’):

  • Patente de Microsoft del doble clic del ratón.
  • Patente de Apple de los objetos rectangulares con bordes curvos.
  • Patente de Microsoft del apagado de los ordenadores.
  • Patente de Apple de realizar reservas en hoteles por medio de un teléfono móvil.
  • Patente de Microsoft de las teclas de subir y bajar página.
  • Patente de Google de logos cambiantes para eventos especiales (los famosos doodles).
  • Patente de IBM y Halliburton del método de comprar las patentes de una pequeña empresa y demandar a las pequeñas empresas que usen esas patentes sin darse cuenta. Como se verá después, ésta es la patente troll de las patentes.
  • Patente de Google de bloquear contenidos, siendo el bloqueo debido a la ubicación geográfica del que intenta visualizarlo o porque el contenido está protegido con copyright.
  • Patente de Apple de desbloquear un móvil usando un gesto de deslizar, no es sólo el típico gesto de izquierda a derecha, sino cualquier gesto en una imagen de desbloqueo.

¿Pero por qué se patenta hasta la mayor idiotez software? ¿esto de patentar cualquier mínima cosa es sostenible?, te preguntarás seguramente. Antes de eso os contaré qué son las patentes y luego qué son las patentes de software y su problemática. Las patentes es, básicamente, un sistema por el cual el supuestamente inventor de algo puede cobrar un dinero (de cada empresa u organización que use su invento registrado en la patente) por su invención durante el tiempo que dura la patente. En el momento en el cual caduca la patente, ésta pasa a disposición publica. Este sistema se hace para incentivar a que inventores sigan realizando nuevas invenciones, además de tener un método para cobrar por ellas, además de eso por si el inventor se encuentra con falta de poder adquisitivo para crear su nueva invención, puede vender alguna de sus patentes no caducadas a alguien que esté dispuesto a comprarla (cualquier persona, empresa u organización).

La idea inicial es muy buena, el problema que es que el sistema tiene unos ciertos problemas. El primero es que, en la práctica, no tiene porqué patentar un invento el mismo inventor, la patente es de quién llega primero y dice que ese invento es suyo (aunque siempre te queda intentar reclamar por vía judicial la patente, siempre que puedas demostrar que tú llegaste primero, algo que no siempre ocurre). El segundo problema es que si realizas un invento y trabajas para una empresa, universidad u otra organización, y ese invento tiene algo que ver con lo que trabajas (aunque sea una pequeñez que ligeramente se parezca a lo que trabajas), dicha organización puede patentarlo.

Ahora que sabemos qué es una patente, su principal ventaja y sus problemas, pasemos página a las patentes de software. Las patentes de software es lo mismo que una patente de un invento físico pero con los programas y páginas webs, además se suele aceptar como patente de software, aunque no es para nada intuitivo, todo lo que tenga que ver con un ordenador/móvil/tablet/mp3/iPod/… (esto se explica porque contienen gramos de software en su funcionamiento).

Explicaré su funcionamiento con un ejemplo: si yo hago una web que contiene un catálogo de revistas virtuales – los cuales pueden ser socios o clientes nuestros, aunque de todas formas el sistema de rentabilizarlo ya se vería – , y leer los artículos de esas revistas por RSS para mostrarlos en dicha web junto a anuncios o una entradilla y un enlace para que el lector pueda leerlos al completo en la página de la revista virtual enlazada; y permitir que sean los usuarios los que valoren los artículos de esas revistas, pudiendo, mediante un algoritmo, predecir cuáles serán los próximos artículos que les gustarán (nada más salir esos nuevos artículos) y dando un feedback de este dato en estadísticas para las empresas de esas revistas virtuales; yo puedo patentar: “algoritmo de predicción de artículos preferentes”. Sin decir nada de RSS, ni de que son de revistas virtuales, ni que es una web,… así, con un lenguaje ambiguo y sin apenas concretar (ni siquiera en la descripción posterior de la patente), para si alguien me hace la competencia (aunque cambie algunas cosas) y hace una web parecida poder hacer que me pague un buen dinero. En un inicio, fenomenal, cierto que supone un atraso ya que el usuario no podrá elegir entre mi producto u otro similar con mejoras, pero yo en el momento en que lo patento pienso ‘he inventado esto y merezco ese dinero y esa protección de la competencia, y si me copian pues que paguen’.

Pero digamos que un buen día me encuentro que en vez de ser un particular quién me hace la competencia, aún habiendo patentado ese sistema, es Microsoft. Veo que Microsoft crea una web con mí idea patentada, además tal cual, entonces decido ponerme en contacto con Microsoft y ¿adivináis qué haría Microsoft? Pues muy sencillo, te dicen ‘muy bien, es tu patente, pero veo que tu web incumple 1537 patentes que son mías, ¿quieres que vayamos a los tribunales o me vas a dejar copiarte tranquilamente y quitarte clientela sin remuneración a cambio?’.

Lo que trato de explicar con ese ejemplo es que no hay forma de protegerse de que una compañía grande copie tus invenciones patentadas, las patentes de software sólo sirven para protegerse de pequeña competencia, pero en el momento en que entra un gigante, no hay nada que hacer. ¿Nada? Bueno, si Google, Microsoft, Yahoo! y demás grandes empresas ven que tienes un buen número de patentes de software, si estás apunto de quebrar o tienes un producto estrella con el que no consiguen competir (véase el caso de la compra de Youtube por Google), pueden comprar tu pequeña empresa y así comprar tus patentes de software, o comprar sólo tus patentes de software por una buena suma. ¿Ahora veis porqué dije que la patente de IBM y Halliburton es el troll de las patentes? Recuerda lo que ellos patentaron, comprar patentes de pequeñas empresas para poder luego demandar a otras pequeñas empresas, luego cada vez que alguien lo haga IBM y Halliburton podrían pedirles una suma de dinero por hacer eso.

Pero, ¿para qué quiere una gran empresa patentes de software a parte de para ganar juicios en demandas a pequeñas empresas? Para la llamada guerra de patentes que tantos titulares dan pero tan poco se explica. La guerra de patentes, en resumen, ocurre cuando una empresa grande se enfrenta en un juicio por patentes a otra empresa grande, por ejemplo: Samsung vs Apple. Cuando eso ocurre, pasa el ‘Me estás quitando demasiados clientes, me estás destrozado mi negocio. Te voy a dar bien, pero bien, nos veremos en los tribunales, te voy a demandar por esta patente.’, ‘si tu me demandas por esa patente, yo te demando por esta otra’, ‘Ah, si, pues entonces yo te demandaré por estas otras, ¿qué te parece?’, ‘Ay, lo que me has dicho, pues ahora te demando por todas éstas’, ‘Con que esas tenemos, pues ahora te demandaré por estas otras, ¿Y ahora qué?’, ‘Pues te demandaré por ésta, y ésta, y ésta, y ésta, y ésta’, ‘Te vas a enterar, te voy a demandar por estas cinco patentes. No sabes donde te estás metiendo.’,… etc etc y etc. Y esa rabieta de niños es lo que se le conoce como la llamada ‘guerra de patentes’.

Teniendo todo esto en cuenta, no sólo es que las patentes de software no tengan un beneficio para un programador autónomo o para una pequeña empresa, sino que colapsan los juzgados de rabietas de grandes empresas, y, debido a la generalidad con la que se suelen definir, además suponen un problema para todo aquel que deseé innovar sobre algo que ya haya sido inventado. GNU/Linux y el software libre en general no pueden crear nada que ya esté patentado, aunque bien es cierto que más de un programador de software libre falta a esta norma – es imposible tener en cuenta las cientos de miles de patentes de software que existen; para que te hagas una idea, para ello sería necesario que cada vez que se te haces una pequeña e insignificante función de tu propio software (por ejemplo un simple clic con el ratón en una esquina de una ventana) vayas a un juzgado a, de alguna manera, certificar que no usas una patente y ellos tardaran meses en comprobar eso teniendo en cuenta todas las patentes que existen en el mundo, y aún así después del veredicto no sabrás a ciencia cierta si ha aparecido una patente con tu mejora durante el proceso – , suponen un impedimento si un día las grandes empresas les da por denunciar a particulares, quedando en manos de las grandes corporaciones la decisión de permitir la existencia o borrar del mapa al software libre.

Teniendo en cuenta todo esto ¿qué razón hay para que tengamos patentes de software a favor de unas empresas que juegan en los juzgados al ‘a ver quién la tiene más larga’? Basta con pensarlo un rato para decir automáticamente ‘no quiero esto’, y, como mínimo, pedir que el poder político modernice el sistema de patentes de software adaptándolo a los nuevos tiempos y minimizando o incluso erradicando todos los problemas que actualmente supone. No pido que se elimine, aún podríamos conseguir que sirvieran para defender a un particular de una gran corporación en casos de plagios, pero siempre que se consiguiera adaptar a los nuevos tiempos, algo que normalmente no se hace debido a los lobbies tecnológicos.

Sin embargo, y a pesar de que en Europa ya parecía estar desterrado este tema dejando la elección a cada país (en España tenemos nuestra ley de patentes que excluye las patentes de software del sistema de patentes), Europa en diciembre volvió a resucitar el tema con el proyecto de unificación de patentes de Europa, el cual fue aprobado y en su evolución veremos, a lo largo del año, si incluye o no las patentes de software y qué tipo de unificación de los sistemas de patentes de los países de la Unión Europea plantean. Que sí, que puede pasar que lo hagan bien los políticos europeos, pero lo más probable es que este tema se haya resucitado gracias a los lobbies tecnológicos, que arden en deseos de más borrachera de patentes de software por el mundo.

Notas:

Que es ser defensor del software libre? Eso no implica que ser de izquierdas, de derechas, anarquista o liberal, pues hay defensores de todos los bandos; recuerdo esto porque hay mucha gente que le gusta asociar el software libre con algún movimiento político guay, lo cual quienes lo hacen significa que no tienen ni idea de lo que significa ‘software libre’. Software libre significa que tienes libertad a la hora de copiar el software o modificarlo, no significa que sea gratis dicho software. Es decir, puedes comprar ese software y si lo necesita un amigo copiarlo y pasarle una copia en un cd o como quieras (incluso si eres programador puedes mejorar ese software quitando errores o añadiendo funcionalidades, ya que incluyen su código fuente), y tú y él no pagaréis impuesto/compensación/etc alguno por la copia (siendo así ‘la copia’ totalmente gratuita), y eso es legal en todas las partes del mundo. Incluso puedes descargar por internet una copia gratuita de dicho software y no ser perseguido por ello.

Indices, bibliografia y fuentes:

[2] Microsoft gains double-clicking patent, Celeste Biever (3/7/2004, NewScientist).
[3] Apple patenta los rectángulos con bordes redondeados: ¿A donde vamos a llegar?, Nicolas Rivera (el androide libre, 8/11/2012)
[4] Operating system shut down
[5] SYSTEMS AND METHODS FOR ACCESSING HOTEL SERVICES USING A PORTABLE ELECTRONIC DEVICE
[6] Method and system for navigating paginated content in page-based increments 
[7] Google patenta sus “doodles”,Cony Sturm (FayerWayer, Marzo del 2011).
[8] Can You Get A Patent On Being A Patent Troll?, Theo Francis (Planet Money, 2/8/2012).
[9] Variable user interface based on document access privileges.
[10] Unlocking a device by performing gestures on an unlock image.
[11] La patente única europea resucita los temores sobre las patentes de ‘software’, Agencias (El Mundo, 14/12/2012).

Fuente: Seguinfo
Fuente: Papeldeperiodico

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: