Los acreedores advierten: la burbuja de la deuda estallará y provocará la peor crisis nunca vista.

Las economías del mundo siguen empeorando y las dificultades de Grecia y Chipre son solo el comienzo de un potente colapso global. En un futuro próximo la bola de nieve de la deuda pública arrasará con todo a su paso, advierten los expertos.
La deuda nacional de los países sigue creciendo y para los Estados cada vez es más difícil no ya reducirla, sino incluso frenar su crecimiento, destaca un informe de la Organización Mundial de Acreedores (WOC). En 2012 la deuda total de todos los Estados superó los 55 billones de dólares.

La mayor parte de esta deuda (75%) es la de las siete economías más desarrolladas del mundo, los países del G7. En 2012 el importe de la deuda en los países desarrollados aumentó de un 12% a un 110% de su PIB combinado.”Si se consideran todos los países en su conjunto, no se observan cambios significativos en los más endeudados. Las primeras posiciones de la calificación [de deudores] son de EE.UU. y Japón, con 16 y 14 billones  de dólares respectivamente. Así, más de la mitad de la deuda soberana mundial recae en dos países”, pone de relieve la WOC.

Después de Japón, cuya deuda pública supera casi tres veces la cantidad de su PIB, la situación más difícil se observa en Italia. En 2012 la deuda soberana del país alcanzó el 126% del PIB.

Mientras, China sigue reduciendo su deuda: en 2012 el monto quedó en un 6%. En Rusia también la situación es estable: en 2012 la deuda aumentó solo un 1% y su monto total no excede el 11%.

“Con la creciente presión son cada vez más las previsiones sobre una explosión inminente de la burbuja de la deuda“, destaca la WOC. La mayoría de las economías desarrolladas, así como los países donde la relación entre la deuda pública y el PIB supera el 60-70% parece haber pasado ya el punto de inflexión. Por lo tanto, tarde o temprano van a repetir el destino de Grecia y Chipre, advierten los expertos de la WOC.

“En general, los expertos están inclinándose cada vez más hacia un escenario pesimista: en el futuro cercano una crisis de las finanzas públicas es real, y por su poder y las consecuencias va a superar varias veces las crisis de los últimos años”,  concluye la WOC.

El dolar estadounidense podría estar en peligro como moneda internacional.

Creemos que será para mejor, puesto que los Estados Unidos han jugado con ventaja durante muchos años a la hora de atesorar riqueza. Incluso han aprovechado dicha ventaja para hundir países enteros mediante la extorsión y la coacción a través de su divisa, casos como el corralito argentino y la situación de la moneda cubana, con la que poco se puede comprar.
A pesar de que el dólar sigue siendo la principal divisa del mundo, el nuevo análisis del Fondo Monetario Internacional demuestra que ésta cayó a su mínimo en los últimos 15 años.

El hecho de que la divisa  pueda perder su estatus internacional suscita preocupación entre algunos expertos.

Según el vicepresidente del departamento de investigación del banco de inversión Rafferty Capital Markets, Dick Bove, el porcentaje de dólares que circulan por el mundo cayó del 90% en 1952 al 15% actual.

“La gente no creía que el dólar estadounidense pudiera caer. Pero esto sucederá dentro de relativamente poco tiempo, de 5 a 10 años”, dice Bove.

Aún es más cierto que la caída del dólar golpeará fuertemente la economía de EE. UU., ya que se sumaría al déficit anual de más de 1 trillón de dólares.

La gente no creía que el dólar estadounidense pudiera caer. Pero esto sucederá dentro de relativamente poco tiempo, de 5 a 10 años”  

Bove además señala que los recortes aplicados por Washington socavan la confianza en EE. UU. como un estado fiscal.

“Las agencias de calificación ya están discutiendo la deuda del Gobierno estadounidense. Además ambas cámaras del Congreso de EE.UU. demuestran una falta total de credibilidad”, añade Bove.

El futuro de la divisa estadounidense y las posibilidades de que Washington no pierda estabilidad económica son cuestionados no solo por Dick Bove.

Si los inversores consideran que el dólar es una divisa inestable, esta dejará de funcionar como una garantía en los mercados“, dice Barry Eichengreen, profesor de la Universidad de California. “De esta manera, el dólar no será atractivo para guardar las reservas internacionales y, en consecuencia, no será válido para las transacciones internacionales”, añade.

“Lo que debería importar más al país en este momento, más que cualquier prueba nuclear que pueda realizar Corea del Norte, es preservar el dólar como moneda internacional” dice Michael Pento, presidente de Pento Portfolio Strategies, “pero parece que se está haciendo todo lo posible para impedirlo”

EE.UU. allana con sus propias manos el camino para el auge de China aplicando políticas que “matan el papel de superpotencia mundial”, opina el columnista y analista financiero Paul Farrell.
“Nos vemos obligados a caminar fuera del campo de juego económico. No por enemigos externos, sino por nuestro propio Congreso, que se niega a conocer las reglas del juego económico creador de empleo”, subraya el columnista del portal financiero estadounidense Market Watch.

Muchos estadounidenses siguen siendo terriblemente inconscientes de lo mucho que el resto del mundo, especialmente Asia, ha progresado

“Somos nuestro peor enemigo en la guerra económica más grande de la historia mundial. Y a Asia le encanta”, destacó.

El analista financiero culpa al Congreso, que invierte miles de millones de dólares en guerras creyendo que “el futuro va a ser ganado con la agresión, grandes ejércitos, barcos de guerra y gastos del Pentágono de medio billón de dólares anuales […] mientras nuestra infraestructura se desmorona, nuestro sistema educativo se descompone y los empleos y las ganancias se dirigen hacia economías extranjeras engordándolas”.

Como resultado, Paul Farrell predice que para 2040 el PIB de China ascenderá al 40% del PIB mundial, mientras el PIB de EE.UU. se reducirá al 14%. Ya en 2015 el PIB de China superará al de Estados Unidos.

“China es la nueva superpotencia económica ya que está robando lo mejor de nuestro capitalismo mezclándolo con la planificación del Gobierno, corriendo para ganar el premio de primera potencia mundial. Y mientras lo están planeando, nuestros saboteadores dentro Washington se están rindiendo en la guerra económica a China”, cita el columnista las palabras del Premio Nobel de Economía Robert W. Fogel que confirman su opinión.

Pero, “si el centro mundial de gravedad se desplaza hacia Asia, los estadounidenses estarán mal preparados. Muchos estadounidenses siguen siendo terriblemente inconscientes de lo mucho que el resto del mundo, especialmente Asia, ha progresado”, resumió.

Fuente:  Actualidad RT
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: