¿Y a tí porqué debe importarte la ciencia?

Creer en la libre circulación de la información científica es la única forma de garantizar una sociedad democrática. Esto anterior conduce a otro problema, y es que como los medios no informan de la importancia de la ciencia y la investigación, nuestra población no es consciente, y cuando hay recortes en ciencia, no le importa a nadie, algo que no ocurre con la sanidad o la educación. Aquí puede salir el Ministro diciendo que la inversión en ciencia ha aumentado un 5%, cuando en realidad se ha recortado un 13%, y nadie es consciente.
“Una mujer mató a su bebé porque no podía alimentarle, y nosotros estamos mandando gente a la Luna”. Esta estrofa de una vieja canción de Prince muestra lo que gran parte de la ciudadanía piensa cuando se le pregunta si le importa que, en esta grave crisis en la que estamos sumergidos, se recorten los presupuestos de I+D+i. En un país con 5,9 millones de parados, donde se cierran centros de urgencias o donde se cuentan por miles los desahucios, ¿qué más da que España se salga del plan europeo para cazar asteroides, que serecorte el presupuesto del mayor laboratorio de materia oscura o que se frenen investigaciones en las universidades?

No es políticamente correcto decirlo en voz alta, pero probablemente usted también lo piense. Si tuviera que decidir entre poner dinero en un laboratorio de neutrones o en un hospital al que supuestamente le faltan agua y mantas, ¿dónde invertiría ese dinero? Con la que está cayendo, ¿qué demonios importa la ciencia?

Prescindamos por un momento del cambio que supondría para la marca España poder exhibir un premio Nobel o una vacuna contra el vih además de un Mundial de fútbol y un bochornoso récord de casos de corrupción política. Prescindamos también de las razones estéticas, que mostrarían un país más moderno, sostenible y fiable para la inversión exterior a largo plazo si hubiéramos gastado más dinero en investigación que en ladrillos.

Un simple vistazo a los números nos indica que hay, además, razones prácticas, y muy reales, por las que sabemos que invertir en ciencia es económicamente rentable.

Un 20% más de renta per cápita

Una política económica basada en el I+D es como un depósito fijo a largo plazo: lento, discreto, poco dado a retornos espectaculares, pero muy seguro, siempre que mantengas una inversión constante durante decenas de años. En España invertimos un 1,3% de nuestra economía en ciencia, pero a saltos y borbotones, según la coyuntura económica. La media de los países de la OCDE ronda un estable 2,4%.

Si España hubiera invertido anualmente en I+D el mismo porcentaje que sus compañeros de organización desde 1970, nuestro país habría tenido, en 2005, un 20% más de renta per cápita, según muestra un reciente informe delCírculo Cívico de Opinión.

La ciencia es, además, un sostén anti-crisis cíclicas. Habríamos vivido la crisis, claro, pero la habríamos soportado mejor: no hay más que echar un vistazo a este gráfico que relaciona la inversión en ciencia con el PIB para hacerse una idea de en qué lado del cuadro podría estar España si hubiera apostado antes, y mejor, por la I+D.  

Creación de empresas

La ciencia no solo es una apuesta rentable en el campo macro. En España, hay centenares de pequeñas empresas, particularmente en el campo de labiotecnología o la ingeniería aeroespacial, que están aguantando la crisis e, incluso, aumentando inversiones y empleo. De nuevo, es una apuesta a largo plazo: los crecimientos son lentos y pequeños, pero estables. En EEUU, por ejemplo, se calcula que por por cada dólar invertido en I+D en la industria química, la sociedad recupera hasta un máximo de dos al cabo de siete años.

El gran problema al que se enfrenta la defensa del mantenimiento de las inversiones públicas en I+D es, por tanto, el tiempo: la ciencia obtiene retornos a muy largo plazo, mientras que las decisiones políticas se toman en el corto. Los responsables institucionales saben, además, que es más complicado remover las conciencias de la ciudadanía cuando se trata de defender inversiones en física de partículas o investigación en genómica que cuando se trata de hacerlo en sanidad, justicia o educación.

Por eso, el ministro de Economía puede permitirse el lujo de decir en un Consejo de Ministros, sin apenas despeinarse, que las inversiones en ciencia han aumentado un 5% este año, cuando en realidad han descendido un 30%desde que gobierna su partido.

Esta columna no defenderá el mantenimiento de las inversiones en ciencia como un todo, ni solo porque sí. Hay presupuestos ridículamente inflados, centros de investigación pésimamente gestionados y proyectos mal diseñados que deben ser recortados, y más en tiempos de durísimos sacrificios que afectan a todos los ciudadanos y todas las políticas de un país. También existen dudas muy razonables sobre los verdaderos efectos en la competitividad de las empresas al invertir en la ciencia más básica.

Consecuencias irreversibles

Sin embargo, tampoco es admisible la política del caldo gordo que transformarecortes en inexplicables aumentos, que no explica con qué dinero se van a llevar a cabo los planes para inyectar valor a la economía digital, o que supedita todos los planes de crecimiento en I+D a una improbable colaboración del Ministerio de Hacienda. También es importante que la ciudadanía sepa que los recortes en ciencia tienen consecuencias prácticas e irreversibles.

El hecho de que el Gobierno haya decidido sacar a España del plan europeo para cazar asteroides, por ejemplo, significa que las empresas españolas se quedan fuera también de cualquier posibilidad de conseguir un contrato que puede significar millones de euros.

Es la hora, por tanto, de que las administraciones, universidades y empresas españolas empiecen a tomarse en serio la inversión en investigación y desarrollo. En estos momentos en que estamos redefiniendo la política económica española de las próximas décadas, invertir en I+D es la única garantía de que, cuando llegue la próxima crisis, nuestros hijos nunca se pregunten “y a mí qué me importa la ciencia”.

Ocho mentiras del gobierno sobre los recortes en Ciencia

Una mentira repetida mil veces se termina convirtiendo en un realidad, según la doctrina que aplicaba Joseph Goebbels en el ministerio de la propaganda nazi. Mil mentiras después, si usted se dedica a investigar y le han dejado sin fondos públicos, tiene un hijo estudiando Física que ya se plantea emigrar a Alemaniao una sobrina bióloga que lleva años enganchando una beca tras otra y ahora se ha quedado incluso sin ella, le alegrará leer esto: en este país de crisis y tijeras, la ciencia no ha sufrido recortes. El I+D es la pieza clave de la recuperación y, por lo tanto, es una prioridad en el gasto público.

Esa es la realidad que el Gobierno de Mariano Rajoy quiere que creamos, y acumula ya muchas mentiras, quizá más de mil, para tratar de probarlo. La única forma de que una realidad vuelva a su estado original de mentira es contrastar las afirmaciones con los hechos. Veamos, pues, la nutrida colección de falsedades que este Gobierno ha querido convertir en realidades, contrastadas con la cruda verdad de los recortes que realmente se están aplicando.

Mentira 1: no hay recortes, hay más dinero

“En el año 2013, en los Presupuestos de este ejercicio, el I+D+i ha sido prácticamente una de las pocas políticas que ha incrementado sus recursos. Cojamos todos los capítulos del Presupuesto y los recursos para I+D+i están en el entorno de los 4.200 millones de euros, lo cual supone un incremento del 5 por 100 en unos Presupuestos que, como todos ustedes conocen, son especialmente restrictivos”, decía, literalmente, el ministro Luis de Guindos enla rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado 1 de febrero.
El ministro miente. Según los datos oficiales del Observatorio Español de I+D+I (ICONO), dependiente de su propio Ministerio, el presupuesto total en I+D+i civil y militar no sólo no ha aumentado un 5%, sino que ha caído un 1,17%. A De Guindos se le ha ido la mano en un 6,17% del PIB.

Mentira 2: no hay recortes

“El gasto en investigación, desarrollo e innovación civil no ha sufrido recorte alguno respecto al Presupuesto del año anterior”, dice el Gobierno es suPrograma Nacional de Reformas de España 2013, que acaba de enviar a Bruselas.
Un par de meses después de la mentira 1, el Gobierno ya no habla de aumentos, sino de que no hay recortes. La realidad es que un recorte de 1,17% sigue siendo un recorte. Y, además, esa cifra suma un total de 67 millones de euros. Si aún le parece poco dinero, piense que supone diez millones más que todo el presupuesto del mayor centro de investigación de España, el CNIO (56 millones).

Mentira 3: el recorte se ha minimizado

“La financiación de la investigación y la innovación es una pieza clave para fomentar la competitividad de la economía y favorecer un modelo de recuperación de alta calidad. Por ello, se han revisado las prioridades de gasto minimizando el recorte presupuestario en las políticas de gasto de I+D+i”, prosigue el documento enviado a Bruselas.
Es un avance que hayamos pasado de un aumento del 5% a cero recortes, y luego a un recorte “minimizado”. Esperemos, eso sí, que los funcionarios de Bruselas estén lo suficientemente ocupados como para no fijarse en que, en algunas partes de ese documento, la I+D “no ha sufrido recorte alguno”, y en otras, el recorte se ha “minimizado”. Pero es que ni siquiera el recorte real es ese 1,17% que reflejan los presupuestos.
En realidad, las subvenciones a la I+D civil española han caído un 13,90% en 2013 respecto a los Presupuestos del año anterior, según el análisis realizado por la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE).
El truco es que el Gobierno disimula el recorte de las subvenciones con un aumento ficticio de los créditos, en una práctica muy sucia que, todo hay que decirlo, no inventó esta Administración, sino la de José María Aznar.
El 80% del recorte que, como hemos visto, se ha llevado la ciencia en los Presupuestos del Estado es, por tanto, en fondos no financieros (subvenciones), “con lo que el impacto sobre la investigación pública, por lo tanto más básica, será mayor”, advierte la COSCE.

Mentira 4: la ciencia es una prioridad en el gasto 

“Se están priorizando las partidas de gasto en I+D+i”, asegura Jorge Moragas, director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, en una carta a la COSCE.
Sólo un dato para contrastar esa “prioridad”: la financiación por investigador ha caído este año a niveles del siglo pasado.
Si miramos la letra pequeña, la situación es aún peor en esta “pieza clave” de la economía que Moncloa dice que es la ciencia. Por sólo nombrar algunostijeretazos, el Gobierno ha evitado gastar casi 100 millones en subvenciones, ha recortado un 10% el presupuesto del CSIC, hasta el punto de que este ha tenido que pedirle un adelanto, ha reducido los gastos de los principales programas pararecuperar cerebros del extranjero y para premiar a los mejores centros de investigación del país y ha dejado sin fondos uno de los mayores programas para luchar contra la malaria.

Mentira 5: en 2020 invertiremos en ciencia el 2% del PIB

España debía invertir un 3% del PIB en I+D en el año 2020, según reza elHorizonte 2020 de la UE. La realidad es que el Gobierno redujo ese esfuerzo al 2% el pasado febrero.

Mentira 6: el gasto privado en I+D va a aumentar

En el texto que el Gobierno ha enviado a Bruselas se asegura que el gasto privado en investigación, que ahora mismo está en el 0,6% del PIB, va a crecer hasta alcanzar el 1,2% del PIB en 2020.
Moncloa no explica, sin embargo, cómo va a lograr ese enorme salto de seis puntos porcentuales en siete años, más aún teniendo en cuenta que el gasto privado en I+D lleva cayendo desde 2004, y la salida de la crisis, que podría permitir a las empresas aumentar sus gastos, no se vislumbra hasta al menos 2016. Los propios actores del sector reconocían esta semana a Teknautas que ese objetivo se alcanzará “en el año 2020 más X”.

Mentira 7: estamos simplificando la burocracia

“La Secretaría de Estado de I+D+i lo que está llevando a cabo es un proceso de racionalización, de simplificación burocrática, para reducir todas las trabas administrativas que existían”, dijo De Guindos en el mismo Consejo de Ministros de febrero.
En realidad, las burocracias se están uniendo a los recortes en una espiral infernal para los investigadores; los retrasos amenazan con que se pierda un año de ayudas, mientras las peleas entre los Ministerios de Hacienda y Economía dejaron en suspenso el pasado febrero las ayudas para futuros doctores y el celo del departamento de Cristóbal Montoro requirió de nuevos informes a los centros de investigación de excelencia para conseguir fondos.

Mentira 8: “La política de ciencia y tecnología es una palanca fundamental a la hora de modificar nuestro modelo económico”

Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad: “Todo ello pone de manifiesto la voluntad del Gobierno de utilizar la política de ciencia y tecnología como una palanca fundamental a la hora de modificar nuestro modelo económico”.
Colectivo Carta por la Ciencia, que agrupa a sociedades científicas, rectores, jóvenes investigadores y sindicatos: “El Ministro de Economía y Competitividad debe asumir su responsabilidad política por la desastrosa estrategia adoptada por el Gobierno. La desaparición de la investigación en el organigrama ministerial ha supuesto, de facto, la destrucción paulatina del sistema de I+D+i español”.
Sólo un mensaje para Moncloa y el Ministerio de Economía: recorten lo que crean que tengan que recortar, expliquen a los ciudadanos por qué lo hacen, y asuman las consecuencias de lo que esos ciudadanos piensen después de esos recortes y esas explicaciones. Pero dejen de pensar que somos ignorantes y estamos desinformados, y que lo mismo nos da un aumento del 5% que un recorte del 13%. Se nos está acabando la paciencia.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: