Emiten un pasaporte mundial para Edward Snowden

La organización no gubernamental World Service Authority (WSA) ha emitido un pasaporte mundial para Edward SnowdenLos representantes de la WSA dicen que el documento ayudará a Snowden a llegar al país deseado e insisten en que la situación actual del joven “es una violación flagrante del artículo número 13 (2) de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que reza lo siguiente: Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio país y a regresar a su país”.La WSA fue fundada en 1954, sus pasaportes están reconocidos por seis países: Ecuador, Burkina Faso, Tanzania, Mauritania, Togo y Zambia.
El fundador de la WSA, Garry Davis, califica el caso de Snowden como algo “sin precedentes”. “Esta situación sin precedentes revela dramáticamente el poder de un individuo con respecto al sistema de Estado-Nación, además de destacar la soberanía individual. El hecho de que Snowden esté inmovilizado en la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú expone aún más la ficción de las fronteras del Estado-Nación”.

El pasaporte, también conocido como ‘pasaporte del ciudadano del mundo’, tiene inscripciones en inglés, francés, español, ruso, árabe, chino y esperanto. La WSA insiste en que la última versión del documento está reconocida por la Organización de Aviación Civil Internacional, lo que, formalmente, debe permitir a una persona salir del aeropuerto y viajar en aviones legalmente.Muchos países y territorios han declarado que no reconocen el pasaporte mundial, ya que no es emitido por una autoridad gubernamental competente. El Departamento del Estado de EE.UU., por ejemplo, se refiere a él como “un folleto, nada más”.

El propio Davis fue detenido 20 veces en 1975 por sus intentos de cruzar fronteras internacionales portando únicamente el pasaporte mundial.

Entre las personalidades que han tenido este documento figuran Václav Havel y Jawaharlal Nehru. Julian Assange también es titular del pasaporte emitido por la WSA.
Snowden: “Nunca fui informador de ningún país ni se tomó nada de mi ordenador”

En un comentario al periódico ‘The Guardian’, Edward Snowden “descartó enérgicamente” que sus materiales hayan sido adquiridos por Moscú o Pekín. “Yo nunca presté ninguna información a ningún Gobierno ni ningún país tomó nada de mi ordenador”.

Las insinuaciones de que China podría haber tenido acceso al ordenador del principal autor de las recientes filtraciones de documentos clasificados de los servicios especiales de EE.UU. surgieron a finales de junio. Las acusaciones infundadas aparecieron primero en un artículo del rotativo estadounidense ‘The New York Times’. El periódico no citó ninguna prueba ni hizo referencias a las fuentes de la acusación.

La corresponsal del británico ‘The Guardian’ Glenn Greenwald habló con el filtrador de los documentos en dos ocasiones: el pasado fin de semana y este martes. Le preguntó su opinión acerca de sus supuestos vínculos con los Gobiernos de China y de Rusia y sobre la posible intercepción involuntaria de datos digitales.

Las palabras de Snowden confirman lo que el 25 de junio dijo en una entrevista el presidente de Rusia, Vladímir Putin, que declaró que los servicios especiales de Rusia “ni trabajan ni han trabajado nunca con Snowden” y tachó de “delirio” las acusaciones contra Rusia al respecto.

Por su parte, el propio excontratista de la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional ha demostrado ser una persona muy cautelosa. Durante su estancia en Hong Kong Snowden confesó que guardaba su dispositivo móvil en un frigorífico para evitar que los servicios secretos espiaran sus conversaciones o su correspondencia.

Una corte secreta de EE.UU. justificaría el espionaje por poco relevante que sea.

Los tribunales de EE.UU. desempeñan un papel clave en el encubrimiento de las operaciones gubernamentales de vigilancia y en el actual debilitamiento de las libertades constitucionales. Así lo opinan en el Centro de Estudios sobre la Globalización.
Para justificar las operaciones ilegales de espionaje, la Corte Federal de Vigilancia e Inteligencia Extranjera (FISC, por sus siglas en inglés) modifica los criterios previstos por la ley para permitir los actos de espionaje, según afirma en su reciente artículo Eric London, experto de este centro independiente de investigación con sede en Montreal, Canadá. El FISC, organismo instaurado por la Ley de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera de EE.UU. (FISA), especula sobre todo con el principio de ‘relevancia’ de los actos atribuidos a un individuo o a un grupo de personas.

Las autorizaciones para que los servicios de inteligencia vigilen a quienes consideren necesario se expiden al amparo del párrafo 215 de la FISA, enmendado en 2006 por la Ley Patriota, dice el experto. Pero esa cláusula requiere que “se demuestre que las pruebas materiales serán relevantes para una investigación autorizada”.

Las filtraciones dejan claro que las decisiones [del FISC] son profundamente antidemocráticas

London pone en duda que fuera ‘relevante’ realizar escuchas telefónicas de centenares de millones de personas, almacenar las grabaciones de esas conversaciones, los mensajes de texto y de correo electrónico, y efectuar monitoreos masivos de la actividad en Internet de los ciudadanos. Y lo mismo expresaron en varias ocasiones diversos organismos de defensa de los derechos humanos, recuerda el analista.

Sin embargo, las denuncias de London van dirigidas a la Corte de Vigilancia, donde todos los materiales son secretos y todos los pleitos son clasificados. Las filtraciones que han tenido lugar, dice el experto del Centro de Estudios sobre la Globalización, “dejan claro que las decisiones [del FISC] son profundamente antidemocráticas”.

En contadas ocasiones el sistema judicial de EE.UU. ha considerado que las demandas por espionaje merecieran ser reconocidas por una instancia superior. Y el desenlace que tuvieron esos casos no permite albergar muchas esperanzas.

Por ejemplo, a comienzos de 2013, en el pleito de Amnistía Internacional y varios grupos pro derechos humanos contra el director de la inteligencia estadounidense, James Clapper, la Corte Suprema desestimó la demanda contra la propia FISA, demanda que se basaba en la Cuarta Enmienda a la Constitución. La corte dictaminó que los grupos demandantes no tenían razón porque no pudieron comprobar que les espiaban.

Y ese fallo llegó cuatro meses antes de que el excontratista de dos servicios especiales de EE.UU. Edward Snowden hiciera públicas sus primeras revelaciones, recuerda el experto.

Exagentes federales de EE.UU. premian a Snowden por revelar la verdad

La Asociación Sam Adams por la Integridad de la Inteligencia galardonó a Edward Snowden con su premio anual, por revelar la verdad. De esta forma se honra su aportación en la filtración de datos clasificados sobre el programa de vigilancia de EE.UU.

Según indicó el ganador del mismo premio del año 2011, Thomas Drake, que trabajó durante un tiempo como alto ejecutivo en la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense, lo que hizo Snowden fue “un acto extraordinariamente valiente de desobediencia civil”. Afirmó también que sabe de qué está hablando, ya que él mismo pasó por un proceso judicial en su contra por un caso similar.

Drake fue acusado por desvelar prácticas ilícitas, fraudulentas y abusivas de investigación de los agentes federales. Se presentaron contra él diez cargos referentes a la violación de varias cláusulas de la Ley de Espionaje, principalmente por desenmascarar las graves violaciones de la cuarta enmienda a la Constitución de EE.UU. Sin embargo, después de un largo proceso, fue exonerado de todas las causas.

“Los ataques contra Snowden de los medios corporativos e influenciados por el Gobierno, reflejan su comprensible preocupación porque se atreviera a sacar a la luz el complot de las tres ramas del poder estadounidense”, consideró el jurado del premio. Esa conspiración, según ellos, estaba encaminada a perpetrar y luego encubrir las violaciones de la Constitución.

Según reza el comunicado de la asociación, integrada mayoritariamente por exempleados de los servicios especiales, ese mismo complot “ha frustrado todos los intentos de promover leyes que protejan a los auténticos paladines de la verdad como Snowden, que ven e intentan detener las actividades inconstitucionales”.

Fuente: RT Actualidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: