Antiguo líder de Los Zetas: “El gobierno de EEUU vende armas a carteles de la droga”

Que las armerias de Estados Unidos situadas en la frontera con méxico, vendían ilegalmente armas a los cárteles de la droga, era una verdad sonante y cantante, incluso se escribió un libro sobre eso, pero ahora se ha confirmado 100% tras las declaraciones del líder de los Zetas. Las autoridades mexicanas confirmaron este martes que Miguel Ángel Treviño Morales (en la fotografía), el líder de la organización delictiva de Los Zetas, fue detenido por integrantes de la Marina de México en la ciudad de Nuevo Laredo, muy cerca de la frontera con Estados Unidos. Jesús Enrique Rejón Aguilar, más conocido como “El Mamito”, fue un testigo clave en la captura de Treviño. Las fuerzas de seguridad mexicanas detuvieron a Rejón en julio de 2011. Después fue extraditado a Estados Unidos, donde se declaró culpable de los cargos de narcotráfico.
En una entrevista concedida a la Policía Federal de México, Rejón reveló que todas las armas usadas por los carteles del narcotráfico provienen de Estados Unidos. Agregó que algunos grupos rivales tienen la facilidad de comprarlas, incluso, a autoridades del gobierno norteamericano.

La confesión de “El Mamito”

Las declaraciones de “El Mamito” no pueden sino entenderse bajo el alero de la llamada Operación Rápido y Furioso, un plan diseñado por el gobierno estadounidense para abastecer con armas de asalto al cartel de Sinaloa. De acuerdo al testimonio del agente supervisor de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), Peter Forcelli, bajo Rápido y Furioso, funcionarios “permitieron que las armas se entregaran a individuos a sabiendas de que traficarían con ellas para dárselas a miembros de organizaciones mexicanas de narcotraficantes”.

La policía fronteriza de Estados Unidos habría sido la encargada de entregar fusiles de asalto AK-47 a un grupo de sicarios al mando de Joaquín “Chapo” Guzmán”, según reveló en noviembre de 2012 el medio de investigación periodística de México, Contralínea.

Operación Rápido y Furioso, armando al enemigo (Reportaje de Univisión)

“Según un informante de la CIA, la agencia tuvo una participación fuerte en la creación, orquestación y explotación de la Operación Rápido y Furioso”, publicaron los periodistas Robert Farago y Ralph Dixon del Washington Times. Los investigadores señalan que el objeto de la CIA era prevenir que Los Zetas organizaran un golpe de Estado contra el gobierno de Felipe Calderón.

Correos electrónicos de Stratfor filtrados por Wikileaks citan las declaraciones de un diplomático mexicano, quien sostiene que el gobierno estadounidense trabaja codo a codo con el cartel de Sinaloa, rival de Los Zetas. En agosto de 2011, el hijo de Ismael “El Mayo” Zambada, líder del Sinaloa, Jesús Zambada Niebla, acusó al gobierno estadounidense de dar “carta blanca para que (el cartel) continuara ingresando toneladas de drogas ilícitas a Chicago y al resto de Estados Unidos”.

El documento presentado en la justicia por Zambada Niebla señala que: “En algún punto antes de 2004 [cuando George W. Bush era presidente]… el gobierno de Estados Unidos entró en un acuerdo con (Humberto) Loya y los líderes del Cartel de Sinaloa, incluyendo a Mayo y al Chapo.”

Agrega que bajo este acuerdo, “el Cartel de Sinaloa, a través de Loya, proveería información acumulada por Mayo, Chapo, y otros, contra organizaciones mexicanas del narcotráfico, al gobierno de Estados Unidos. A cambio, el gobierno de Estados Unidos acordó cesar la persecución del proceso contra Loya, no interferir con sus actividades de narcotráfico y las del Cartel de Sinaloa, no perseguirlo activamente a él, ni a Chapo ni a Mayo, ni a los líderes del Cartel de Sinaloa, y no detenerlos”.

En julio de 2012, una autoridad del estado de Chihuahua citada por Al Jazeera declaró que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y otras fuerzas internacionales de seguridad “no combaten a los traficantes de droga”. En vez de aquello, señaló, “ellos tratan de manejar el mercado de la droga”.

En 2007, un jet de la CIA usado por los narcos del Sinaloa – el Gulfstream II, número N987SA – se estrelló con cuatro toneladas de cocaína a bordo.

Revelan nombres de narcos de la CIA que operan en Chile con protección de Hinzpeter  (Video)

Hace unos dias, en el programa Mentiras Verdaderas de La Red, el inspector Fernando Ulloa reiteró sus acusaciones contra el ministro Rodrigo Hinzpeter y altos jefes de la Policía de Investigaciones (PDI) por ignorar el ingreso mensual de más de 200 kilogramos de cocaína desde Bolivia.

Acompañado por el abogado de Derechos Humanos de la CUT, Rubén Jerez, Ulloa explicó en detalle su paso por la embajada de Ecuador, donde se refugió a inicios de este año tras ser seguido y amenazado por funcionarios de Inteligencia de la PDI, luego de destapar el uso de fondos ilícitos de las drogas para financiar operaciones negras de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en el extranjero.

Los recursos clandestinos estarían siendo supervisados desde la embajada de Estados Unidos en Santiago por los funcionarios Washington Moreira de la Drug Enforcement Administration (DEA) y Todd Porter, representante del FBI en Chile. Éste último fue el nexo entre la PDI y el consulado norteamericano durante el montaje conocido como “caso paquistaní”.

El actual ministro de Defensa, Rodrigo Hinzpeter, formaría parte de la red de protección, puesto que recibió una carpeta con todos los antecedentes del contrabando en mayo de 2011 y hasta la fecha no ha tomado la iniciativa de perseguir a los responsables. Esto pese a haberse comprometido personalmente con el inspector Ulloa, en presencia de la diputada Mónica Zalaquett y el abogado Aldo Duque, con que el problema se solucionaría en cuatro días.

Hinzpeter tapó el narcotráfico de la CIA (Mentiras Verdaderas, 16-7-13)

Jerez explicó al conductor Jean Philippe Cretton que la CIA pretendía sacar del poder al presidente reelecto de Ecuador, Rafael Correa, y que ahora planea hacer lo mismo con el mandatario venezolano Nicolás Maduro. Para saltarse la supervisión del Congreso de Estados Unidos, la inteligencia norteamericana estaría recurriendo al tráfico de estupefacientes como fuente de recursos.

La desviación de fondos para financiar a grupos subversivos en Centroamérica por el coronel Oliver North – escándalo conocido como “Irán-Contra” – es sólo un ejemplo de cómo la CIA se ha valido del narcotráfico internacional para actuar en las sombras.

La compañía Crawford & Company, que en Chile opera con el nombre Crawford Chile S.A. bajo el control del abogado Javier Carvallo Pardo, estaría siendo utilizada para estos menesteres. En 2011, la empresa se encontraba vinculada a los funcionarios del Ministerio del Interior, Rodrigo Barros Belmar y Marko Magdic.

Hijo de un diplomático de la ex Yugoslavia, Magdic participó activamente en las licitaciones irregulares del “caso sobreprecios”, como jefe del Departamento de Crimen Organizado en la División de Estudios de Interior bajo el ex fiscal Alejandro Peña. Magdic ha hecho clases de “inteligencia” en la Academia Nacional de Estudios Políticos (ANEPE), organismo dependiente del Ministerio de Defensa que hoy encabeza Hinzpeter.

El Departamento de Justicia revela que bancos mundiales ‘lavaron’ dinero del narcotráfico.

El Departamento de Justicia de EE.UU. ha revelado que los grupos criminales mexicanos, los Zetas y el Cartel de Sinaloa, utilizaron una serie de bancos británicos y estadounidenses para blanquear grandes cantidades de dinero del narcotráfico.



Los resultados de la investigación fueron presentados en una Corte Federal de Nueva York. El organismo indicó que los bancos HSBC, JP Morgan, Wells Fargo y Bank of America cooperaron activamente con las agrupaciones y ayudaron a realizar operaciones de este tipo.

El documento señala que en 2008 el banco británico HSBC ‘lavó’ cerca de 1.100 millones de dólares del Cartel de Sinaloa. Según los datos, en 2007, los empleados del HSBC describieron en sus correos electrónicos un gran esquema del lavado de dinero realizado por ejecutivos de numerosas empresas filiales del banco en el estado de Sinaloa. A pesar de que el HSBC cerró todas las cuentas involucradas y despidió a los empleados, continuó aceptando depósitos de dólares en efectivo de Sinaloa.

Otro banco involucrado en esa actividad es JP Morgan, la principal entidad de EE.UU. Los Zetas utilizaron una cuenta abierta para lavar 600.000 dólares que fueron transferidos desde Nuevo Laredo, México, hacia Estados Unidos, según el informe. El grupo implicó a terceras personas en el caso y usó el pretexto de la compra de caballos de carrera de ese país para llevar a cabo las operaciones financieras.

El mismo plan de compra de caballos de carrera con cuentas “falsas” en EE.UU. abiertas por empresas “fachadas” de la misma organización se utilizaba en el Bank Of America y Wells Farco, el segundo y cuarto banco en importancia del país.

Según los últimos datos, a nivel mundial se mueven cerca de 300.000 millones dólares al año obtenidos de la venta de drogas.

Fuente: VerdadAhora y ActualidadRT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: