Sesenta años de bases norteamericanas

La semana pasada se cumplieron 60 años de la firma de los conocidos como Pactos de Madrid, comúnmente identificados como Acuerdos sobre las bases norteamericanas en España. Hace seis décadas que España se sumó al bloque occidental formado en los años posteriores a la II Guerra Mundial. Y lo hizo, como era la tónica general de la época, con unos pactos secretos. Lo que se publicó en el Boletín Oficial del Estado el 2 de octubre de 1953, una semana después de ser firmados, constituían unos documentos absolutamente descafeinados, sin apenas contenido y que no explicaban ni detallaban la verdadera dimensión de lo acordado o que estaba por concretar.
Hasta que en 1981 Ángel Viñas no publicó Los pactos secretos de Franco con Estados Unidos, no se difundió con base documental lo que de verdad había detrás de esos acuerdos. Todo lo que era interesante histórica y políticamente, afirma Viñas, “fue hurtado al conocimiento de los españoles y a la propia opinión pública estadounidense”.
El crucero estadounidense USS Macon (CA-132) de la clase "Báltimor", fondeado en la rada del puerto de Cartagena en 1958. (Foto: Archivo particular del autor)

El crucero estadounidense USS Macon (CA-132) de la clase “Báltimor”, fondeado en la rada del puerto de Cartagena en 1958. (Foto: Archivo particular del autor)

El 26 de septiembre se firmaron tres convenios: el relativo a la ayuda para la mutua defensa, otro sobre ayuda económica y un tercero denominado defensivo. El BOE publicó además un anexo al Convenio relativo a la ayuda para la mutua defensa que trataba de exenciones fiscales y una nota interpretativa a este mismo anexo. Poco más de cinco páginas. El documento más relevante de los tres, el que contempla la construcción de las bases, aunque sin definir ni su ubicación, ni las instalaciones que se construirán, ni la dotación de personal y material que albergarán, es el Convenio Defensivo. Pero a este se le añadió una cláusula secreta, que no se publicó, y que estuvo vigente hasta 1970, fecha en que se revisaron los pactos de 1953 y se redactó un nuevo convenio.

En dicha cláusula, los Estados Unidos se reservaban la decisión de activar las bases como plataforma de lanzamiento de ataques, con la simple condición de informar a las autoridades españolas, sin que las mismas pudieran oponerse a ello. Por el contrario, un ataque contra el territorio español o en esos años sus colonias y Protectorado, no estaba cubierto por la ayuda norteamericana. Para Viñas, “España y su población se exponían a represalias exteriores sin recibir ninguna garantía”. Se trató de una auténtica cesión de soberanía a escondidas. O, en palabras de Florentino Portero, “durante décadas, los acuerdos supusieron una permanente humillación”.

Durante muchos años, las bases y por tanto el territorio español, estuvieron dentro de la lista de objetivos de la panoplia nuclear de los países del bloque soviético, debido a que desde dichas instalaciones se podía preparar y lanzar un ataque contra dicho bloque. Durante muchos años también, algunas de las instalaciones construidas gracias a estos acuerdos, albergaron armamento nuclear, como quedó de manifiesto tras la desclasificación de documentos de la época pertenecientes al Pentágono. No fue el único documento secreto, hubo más, junto a 22 acuerdos de procedimiento que, sin ser secretos, no fueron sin embrago difundidos.

La vigencia de los pactos de Madrid era de diez años, pero el Gobierno español no consiguió renegociar los convenios hasta 1970, fecha en que entró en vigor un nuevo Convenio de Amistad y Cooperación, que dejaba sin validez el Convenio defensivo de 1953 y todos sus documentos y anexos complementarios, incluidos los secretos.

En 1976, por primera y única vez, el primer gobierno de la monarquía consigue que los acuerdos alcancen el rango de Tratado. También por primera vez, se estipulaba la prohibición de introducir en territorio español armamento nuclear. Rota, por su parte, dejó de ser base de submarinos nucleares estratégicos (SSBN).

En 1983 entra en vigor el Convenio de Amistad, Defensa y Cooperación, con otros siete convenios complementarios, que habían empezado a negociar y firmado el gobierno de UCD, pero que publica el ejecutivo socialista con el añadido de que ninguna cláusula del mismo prejuzga la cuestión de la integración española en la estructura militar de la OTAN. Por primera vez se especifica la cantidad de personal civil y militar que los Estados Unidos pueden estacionar en cada base. En 1988 se vuelve a negociar un nuevo Convenio de Cooperación para la Defensa, que establece la salida de Torrejón del Ala Táctica compuesta por aviones F-16.

Torre de control de la Base Aérea de Morón (Foto: L. Romero)

Torre de control de la Base Aérea de Morón (Foto: L. Romero)

Este Convenio es el que actualmente se encuentra todavía en vigor, aunque ha sufrido dos enmiendas, que se produjeron  en 2002 y en 2012 respectivamente. La primera, de verdadero calado, dado que ocupa doce páginas del BOE, mientras que la segunda simplemente añade respecto a Rota la autorización para que sean destinados a esa base los cuatro buques AEGIS del escudo antimisiles del sur de Europa y sus dotaciones, así como un segundo escalón de mantenimiento de los mismos.

Rota y Morón son las dos únicas bases españolas donde las Fuerzas Armadas norteamericanas sigue teniendo autorizadas Instalaciones de Apoyo (IDAs), que así es como se definen en el Convenio actualmente en vigor. Pero en el pasado, hubo dos bases más (Zaragoza y Torrejón) y numerosas estaciones de comunicaciones, depósitos y polvorines, así como los primeros radares de defensa aérea que paulatinamente fueron transferidos y luego mejorados por el Ejército del Aire Español y que hoy conforman la red de defensa aérea nacional.

Las dos bases que restan, lejos de haber perdido protagonismo, en los últimos años han adquirido nuevas funciones y han escalado puestos tanto en el organigrama de las Fuerzas Armadas españolas como en las estadounidenses. Rota, como ya hemos dicho, dará apoyo logístico a partir del año que viene a la rama marítima del sur de Europa del escudo antimisiles de la OTAN y Morón, desde el pasado mes de abril, tiene autorizada de forma temporal, durante un año en principio, la presencia de un grupo táctico de marines norteamericanos (500), con seis convertiplanos V-22 “Osprey” y dos KC-130 de reabastecimiento en vuelo, a disposición de AFRICOM, el mando estadounidense para África, con sede en Stuttgart.

A las pocas horas de presentar sus cartas credenciales, el nuevo embajador de Estados Unidos en España, Jaime Costos, ha realizado su primer desplazamiento fuera de Madrid a la base de Rota. En declaraciones al diario ABC, calificó dicha base como “un enclave militar estratégico”. Además, definió la relación entre ambos países como “muy importante para nosotros, para proteger nuestros intereses en el Norte de África, algo de lo que España también se aprovecha por su propio interés en esta región cercana”.

RESUMEN DE BASES E INSTALACIONES MILITARES AMERICANAS

San Pablo (Sevilla), base aérea. En 1957, el aeropuerto de Sevilla se incluyó en el Acuerdo Hispano Americano para instalar en él una base de aprovisionamiento. Se empleó una pista, que quedó fuera del servicio civil. Se realizaron obras en la terminal y torre de control. Fue dedicada al adiestramiento y pruebas militares, de ahí que poseyera un gran hospital militar, construido alrededor del 63. El aeropuerto militar fue convertido en civil en los 90 y sigue funcionando hasta día de hoy. USO CIVIL.

Entre 1971 y 1975, se remodela las instalaciones, se amplía el estacionamiento, y se urbanización. A finales de los 70 el hospital militar es cedido al ejercito español, siendo en los 80 y tras muchas reformas cuando entra en servicio como hospital civil. Estuvo en servicio hasta la remodelación del hospital Virgen de la Macarena. Hoy hospital, urbanización y resto de instalaciones están abandonados y en espera de derribo. DERRUIDO.

Reus (Tarragona), base aérea. Las obras de expropiación para su construcción se iniciaron en 1941, creando un aeródormo. Se integró en el tratado del Pacto de Madrid, siendo base de aprovisionamiento y entrenamiento de la USAF. Fue cerrada en el año 1981. Las pistas de aterrizaje continúan operativas en la actualidad para uso civil como Aeropuerto dependiente de Aena desde 1998. USO CIVIL.
Ferrol, A Coruña. Astillero dedicado desde su inauguración a la construcción de barcos de guerra. Mediante el contrato de cooperación en el 53, el gobierno español inicia la construcción de buques con tecnología americana, por lo que tiene cierto acceso a la misma. Debido al bajo coste de la mano de obra y su buena posición estratégica para los viajes trasatlánticos tuvo que ampliar, modernizar sus instalaciones y adiestrar a sus trabajadores, de los que algunos viajaron a USA para iniciarse en las nuevas tecnologías. Actualmente gestionado por la empresa NAVANTIA, del grupo IZAR, fabrica barcos con fines bélicos.USO MILITAR.
Cartagena (murcia) base de escalas técnicas y de recreo de los barcos estadounidenses en operaciones en el Mediterráneo, la VI Flota. En 1944 los Estados Unidos hicieron la donación de un Hospital de Campaña de cuarenta camas que funcionó en el Baluarte de San Pedro Claver en Cartagena que en ese entonces se denominó Hospital Naval de Guerra, sitio en el cual funcionó hasta el primero de marzo de 1980 sin sufrir ninguna modificación. USO CIVIL Y MILITAR.
Los astilleros militares de Cartagena están orientados hacia la construcción de buques especiales, como los submarinos y los cazaminas. NAVANTIA dispone además en esta zona de una fábrica especializada en la producción, venta y mantenimiento de motores Diesel para distintas aplicaciones: buques, carros de combate, plantas de generación eléctrica, plantas de cogeneración y tracción ferroviaria. USO MILITAR.
Puig Major (mallorca) bases militar del Ejército del aire. Puig Major es la montaña más alta de Mallorca, con una altura de 1.445 m, y es la cima culminante de la Sierra de Tramuntana, de acceso restringido .Su radar da una imagen de Gibraltar a Malta a pesar de que hoy en día los satélites tiene mayor resolución. El edificio se localiza justo en la cima del pico que le da nombre y es una torre de radar militar. Construido e instalado por los estadounidenses en 1958. Existen dudas sobre la naturaleza de las instalaciones militares y de si la responsabilidad recae en el ejercito español o americano. USO MILITAR PRESUMIBLEMENTE ESPAÑOL.
Menorca. En 1825 los estadounidenses consiguen fijar, de forma estable, la base naval de Mahón, la primera base en ultramar que creaban fuera de sus fronteras. A pesar de que se ha concedido parte de las instalaciones para uso civil se mantiene su uso militar. Los americanos han indicado que en las Baleares existe una de las mejores bases de submarinos del mundo “y no se sabe aprovechar”. USO MILITAR PRESUMIBLEMENTE ESPAÑOL.
Guardamar de Segura, Alicante. En el Campo de Guardamar el ejército estadounidense instaló en 1962 una antena de radio,  “la torre de los americanos”, de 370 me altura y 475m sobre el mar, y perteneciente a la armada española. Su transmisor se controla desde la base de Rota. Tras la primera Guerra del Golfo el Ejercito de los EEUU dejó de usar estas instalaciones cuya titularidad pasó a la Armada Española, que llamó a la base “Campamento Santa Ana” y en la actualidad pertenece a la Marina española. Su objetivo principal es controlar el tráfico marítimo en el mediterráneo, especialmente el de la flota de submarinos, pues tienen su base principal muy cerca, en el Puerto de Cartagena. Hoy en día se localiza a escasos metros de viviendas y urbanizaciones. USO MILITAR.
En la Sierra de la Aitana, entre los términos municipales de Alcoleja y Confrides, Alicante, se encuentra el Escuadron de Vigilancia Aerea EVA nº 5 con la Radio Estación Naval. Situado a 1558 m, la montaña más alta de la provincia. Su construcción, se inició en el año 1957 y finalizó en 1960. Fue el resultado del acuerdo bilateral entre España y EE UU de 1953. En el año 1964, la base fue definitivamente cedida por Estados Unidos, pasando a se propiedad de la Armada. El radar de la Aitana guía la navegación marítima y aérea de la OTAN hacia Oriente Medio y una gran parte del Magreb. En febrero de 2007, se publicó en el Diario Información, la intención del Ministerio de Defensa de desmantelar la base militar del Ejército del Aire de la Sierra de Aitana, con la finalidad de optimizar recursos. DERRUIDA.
Sonseca, Toledo,forma parte de la red global de detectores de explosiones nucleares sovieticas avisando de posibles experimentos subterraneos. Actualmente es un laboratorio de investigación sismológica. USO CIVIL.
Inoges en el termino municipal de el Frasno, Zaragoza. Base aérea. Su construcción se inicia en 1955 y finaliza en 59. Se emplazó un escuadrón aéreo de la USAF y una instalación de radar. En 1963, se trasladó el personal norteamericano, quedando un reducido grupo de oficiales de la USAF en calidad de asesores y pasando a control español. Aun en 1986 se mantiene las protestas contra las instalaciones militares ocupadas por los yankis. La base se mantiene operativa. USO MILITAR.
Humosa. Estación troposférica instalada en los Santos de la Humosa, cerca de Alcalá de Henares. Fue y es parte central de coordinación de la red de comunicaciones. En los 80 sus funciones de control pasan a Napóles, sede de la defensa occidental en el Mediterráneo. USO MILITAR.
Gorramendi (navarra) y El Frasno (Zaragoza) eran emplazamientos de la antigua red de comunicaciones troposféricas “486L, MEDCOM” de la USAF. También había estaciones en Guardamar de Segura (Murcia), San Pablo (Sevilla) y Los Santos de la Humosa (Madrid). USO MILITAR.
Elizondo, navarra, Base de Alerta y Control del ejercito del aire. <<Enormes “bosques” de antenas, torres de control, bunkers, acuertalamientos, edificios de 15 plantas de altura… Todo surgió como de la nada en 1954 en la cumbre del monte Gorramendi, en Elizondo (Navarra). Aquella base americana, denominada 877 Squadron Warning Control W-6, fue durante 20 años el epicentro del misterio hasta que en 1974 todo desapareció tras ser fulminantemente dinamitadas las instalaciones. El régimen franquista nunca fue transparente acerca de las actividades que allí se realizaban, pero se sospechaba que se trataba de una base secreta de comunicaciones preparada para cualquier eventualidad nuclear>>. Ahora mismo demolida y en ruínas. DERRUIDA.
Estaca de Bares, base naval, galicia. Esta base se inauguró en 1962 para operar un sistema LORAN (LOng Range Aid to Navigation). En 1978 pasa a la USAF. La base funcionó como una estación de comunicaciones hasta 1991. Planeado su derribo para 2007 en la actualidad, estas instalaciones están en ruinas. Casi desde su inauguración fue fuente de todo tipo de mitos y leyendas, llagando a decirse que allí se localizaban submarinos nucleares. DERRUIDA.
L’Estarit, (Baix Empordà), base naval también perteneciente al sistema LORAN. Situada en el monte rocamaura. La base fue abandonada en 1994. El derribo de la antena de la base militar culminó en mayo de 98 el desmantelamiento de la base militar. En los últimos años sólo funcionó en ella un sistema de orientación de barcos por radio que los satélites dejaron obsoleto. los bombarderos de la OTAN tuvieran un centro de segumiento y coordinacion, entre America, Europa y el sur de Africa. Habia otros centros mas camuflados y de mayor interés estratégico, repartidos por toda Europa. DERRUIDA.
deja-tu-comentario[1]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: