George Carlín:Un cómico que sabía demasiado

George Dennis Carlin (1937 – 2008) fue un cómico estadounidense, actor y figura de la contracultura, un valiente y despierto humorista que no tuvo miedo a través de sus monólogos a decir lo que sucede realmente en este mundo. Si una persona como George que ha vivido durante una Gran Guerra Mundial es capaz de manifestar los siguientes pensamientos al final de su vida, merece la pena dedicar 3 minutos a escuchar sus reflexiones que quizás nos ayuden a cambiar la podredumbre que impera en este planeta. Unas enseñanzas que deberían escuchar nuestros sucesores desde muy temprana edad…
Sobre el control mental de masas.

“Probablemente, se habrán dado cuenta que yo no me siento igual acerca de la Guerra de Irak, no me siento como se supone que nos dijeron que teníamos que sentirnos acerca de esa guerra, de la manera que el gobierno de los EEUU nos instruyo y ordenó que sintiéramos acerca de esa guerra. ¡Ves! Mi mente no trabaja así, tengo esta cosa muy tonta que hago que se llama pensar, y no soy un buen americano porque lo hago es formar mis propias opiniones, o sea, no me pongo a rodar como un perro sobre el suelo, cuando se me indica, lo triste es que la mayoría de los estadounidenses aceptan la orden. Yo tengo ciertas reglas por las cuales vivo, mi primera regla: No creo nada de lo que el gobierno me diga. Y, no me tomó en serio a los medios o a la prensa de este país que en el caso de la Guerra del Golfo no fueron más que empleados pagados por el Departamento de Defensa, y que la mayor parte funciona como agencia no oficial de relaciones públicas del gobierno, por eso, no los escucho, ni creo en mi país; por otro lado, los Medios y los políticos se dedican a mencionar las diferencias entre los estadounidenses, las cosas que nos separan, pero no hablan de las similitudes, pues esta es la forma de cómo opera la clase gobernante de cualquier país.”

Sobre el Sistema.

“¿Saben cómo defino las clases económicas y sociales en este país? La clase alta se queda con todo el dinero, no pagan impuestos. La clase media paga todos los impuestos y hace todo el trabajo. Los pobres están ahí, solo para asustar a la clase media.”
“En Estados Unidos cualquiera puede ser presidente, ese es el problema.”
“La verdadera razón por la cual no tenemos los diez mandamientos en las Cortes: No puedes poner ‘No robarás’, ‘No cometerás adulterio’ y ‘No prestarás falso testimonio’ en un edificio lleno de abogados, jueces y políticos. Crearía un ambiente de trabajo hostil.”

Sobre la Élite y el Nuevo Orden Mundial

“Hay una razón por la cual la educación APESTA, y es la misma razón por la cual nunca jamás se va arreglar. NO LA QUIEREN MEJORAR. Sé feliz con lo que tienes… debido a que los dueños de este país no quieren eso. Y estoy hablando de los verdaderos dueños. Los grandes y ricos intereses empresariales que controlan las cosas y toman todas las decisiones importantes. Olvídate de los políticos. Los políticos son puestos allí para darle la idea a uno de que tiene libertad de elección. NO LA TENEMOS, NO TENEMOS ELECCIÓN, TENEMOS DUEÑOS, ELLOS NOS POSEEN. Ellos son dueños de todo. Ellos son dueños de toda la tierra. Ellos poseen y controlan las corporaciones. Tienen el Senado, el Congreso, las casas del Estado, los ayuntamientos. Tienen los jueces en sus bolsillos traseros, y poseen todos los grandes medios de comunicación, por lo que controlan casi todas las noticias y la información que llegamos a escuchar. Te tiene agarrado de las pelotas. Se gastan miles de millones de dólares cada año lobbying. Ejercen presión para conseguir lo que quieren. Bueno, ya sabemos lo que quieren. Ellos quieren más para ellos y menos para todos los demás, pero yo voy a decir lo que no quieren. No quieren una población de ciudadanos capaces de pensar con sentido crítico. No quieren personas bien informadas y bien educadas capaces de pensar críticamente. No están interesados ​​en eso. Eso no les ayuda. Eso va en contra de sus intereses.”

Sobre la hipocresía, la esclavitud y los genocidios

“Es la vieja doble moral americana. Decir una cosa y hacer otra diferente. Y por supuesto este país (Estados Unidos de América) fue fundado bajo una doble moral. Es parte de nuestra historia, es una doble moral muy básica: Un grupo dueño de esclavos que querían ser libres. ¿Estoy en lo cierto? Qué absurdo. Lo que hicieron fue matar a un montón de ingleses blancos, para seguir poseyendo a sus esclavos negros, para luego exterminar a los indios rojos, ir hacia el oeste para robar el territorio a los mexicanos morenos y finalmente tener un lugar de donde despegar, volar y lanzar bombas nucleares sobre los japoneses amarillos. ¿Saben cuál debería ser el lema de este país? ¡Danos un color y nosotros nos deshacemos de él!”
“De cualquier modo, la esclavitud no fue abolida sino hasta casi cien años después de la declaración de independencia de Estados Unidos. Los esclavos finalmente fueron libres. Pero no fue algo que realmente notaras. La esclavitud fue abolida pero solo en un papel”

Sobre el Fascismo

“Cuando el fascismo llegó a América, no llegó vestido con camisas negras o marrones, no llegó con botas militares, llego con zapatillas y camisetas con caritas felices… Alemania perdió la Segunda Guerra Mundial. El fascismo la ganó, créeme, amigo mío.”

He creído conveniente recuperar este escrito de George Carlin, realizado tras la muerte de su mujer.

La paradoja de nuestro tiempo

La paradoja de nuestro tiempo en la historia es que tenemos edificios más altos pero temperamentos más cortos, autopistas más amplias, pero puntos de vista más estrechos.
Gastamos más, pero tenemos menos, compramos más, pero gozamos menos. Tenemos casas más grandes, familias más pequeñas, más comodidades y menos tiempo para disfrutarlas. Tenemos más títulos pero menos sentido, más conocimiento, pero menos juicio, somos más expertos, pero con más problemas, tenemos más medicinas y menos salud.
Bebemos y fumamos demasiado, somos demasiado imprudentes, nos reímos demasiado poco, conducimos demasiado rápido, vivimos demasiado enojados. Nos levantamos demasiado cansados, leemos demasiado poco… y muy pocas veces oramos.

Hemos multiplicado nuestras posesiones y hemos reducido nuestros valores. Muy rara vez hablamos del amor pero con demasiada frecuencia hablamos del odio.
Hemos aprendido a ganarnos la vida… pero no una vida.
Hemos añadido años a la vida y le hemos quitado vida a los años.
Hemos cruzado el camino a la luna de ida y de vuelta, pero nos cuesta cruzar la calle para saludar a un nuevo vecino.
Hemos conquistado el espacio exterior pero no nuestro espacio interior.
Hemos hecho grandes cosas, pero no cosas mejores.
Hemos limpiado el aire, pero contaminado el alma.
Hemos conquistado el átomo, pero no nuestros prejuicios.
Hoy escribimos más, pero aprendemos menos.
Planeamos más, pero logramos menos.

Hemos aprendido rápido, pero no hemos aprendido a esperar. Construimos más computadoras para tener más información, pero cada vez nos comunicamos menos.

Estos son días de viajes rápidos, pañales desechables, moralidad dispensable, amores de una sola noche, cuerpos con sobrepeso y pastillas que hacen de todo desde alegrar, hasta calmar o matar.
Vivimos días en que hay mucho para aparentar y poco para mostrar.
Estos son tiempos en que la tecnología puede llevar en un instante este mensaje a ti. También es un momento en que usted lo puede compartir o simplemente borrar.

Nunca dejes de vivir momentos con tus seres queridos, porque ellos no van a estar siempre a tu lado.
Recuerda, por ejemplo, regalar una palabra cariñosas a quien busca en ti el asombro, porque ese pequeño muy pronto va a crecer y va a salir de tu lado.
Recuerda, por ejemplo, abrazar fuertemente a quien está cerca de ti, es el único tesoro que le puedes dar a tu corazón y no cuesta un centavo.
Recuerde decirle siempre “Te amo” a tu pareja y a tus seres queridos, pero hazlo en su verdadero sentido. Un beso y un abrazo reparan un daño, aún cuando éste se encuentre muy dentro de ti.
Recuerda estrechar manos y valorar a quienes tienes a tu lado, algún día esas persona ya no estarán contigo.
Dale tiempo al amor, dale tiempo al conversar y compartir los preciosos pensamientos de la mente.

Y SIEMPRE RECUERDA: La vida no se mide por el número de veces que respiramos sino por aquellos momentos en que nos quedamos sin aliento!

Fuentes: Despertares
Fuentes: Legnalenja

deja-tu-comentario[1]

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: