2 familias copan la lista de los más ricos del mundo.


Seis de las 12 personas más ricas del mundo pertenecen solo a dos familias: los Walton y los Koch, según la revista ‘Bloomberg’. Ambas son estadounidenses y republicanas.
Los hermanos Charles y David Koch ocupan los puestos seis y siete de la lista de multimillonarios ‘Bloomberg 2013’, con una fortuna personal de 47.400 millones de dólares cada uno. Son propietarios de Koch Industries Inc., un negocio que heredaron de su padre y cuyo volumen aumentaron en 2.600 veces. Se trata de un conglomerado de empresas de los sectores del refinado y distribución de petróleo, productos químicos, energía, fibra, polímeros, minerales, fertilizantes, papel, ganadería, finanzas y muchos otros.


Hermanos Koch

Los Koch son uno de los donantes claves del Partido Republicano. En la campaña electoral de 2012 invirtieron unos 60 millones de dólares en ‘destronar’ al presidente Obama. Se oponen a la regulación de los derivados financieros (productos financieros cuyo valor se basa en el precio de otro activo, sean acciones, índices bursátiles, tipos de interés o materias primas) y la limitación de emisiones de gases causantes del efecto invernadero.

Los Walton, herederos de Sam y Bud Walton, fundadores de Walmart, una corporación multinacional de minoristas, son desde hace años la familia más rica del mundo. En 2013, Christy Walton, con una fortuna personal de 38.400 millones de dólares, Jim Walton con 36.600 millones, Rob Walton con 35.600 millones y Alice Walton con 34.900 millones, ocupan respectivamente los puestos 9, 10, 11 y 12 de las personas más ricas del planeta. Walmart, uno de los donantes históricos del Partido Republicano, cuenta con unos 2,2 millones de empleados en todo el mundo y se enfrenta a un torrente de demandas y problemas con su plantilla por bajos salarios, precariedad laboral, asistencia sanitaria inadecuada y problemas relacionados con las fuertes políticas antisindicales de la empresa.

Los efectos reales de 5 años de crisis: los muy ricos se hacen aún más ricos.

Cinco años después del inicio de la crisis financiera, los ‘superricos’ de América parecen haberse recuperado bastante bien de los estragos que pudiera haberles causado el balanceo económico. Según la revista Forbeslos 400 americanos más ricos ganan más de 2 billones de dólares, una fortuna algo mayor al producto interior bruto de Rusia. Estas ganancias doblan las registradas hace una década.

La cantidad media de ingresos de los miembros de la lista es de 5.000 millones de dólares, 800 millones más que hace un año. El mínimo ingreso neto que ha de obtenerse para entrar en la lista es de 1.300 millones de dólares. La última vez que estos datos fueron tan elevados fue en 2007 y 2008, justo antes de que la propiedad y los valores de mercado comenzaran a decaer. El corte es tan elevado que 62 multimillonarios americanos no lograron entrar en la lista.

El mínimo ingreso neto que ha de obtenerse para entrar en la lista es de 1.300 millones de dólares

A la luz de estos datos es inevitable la reflexión acerca de cómo las clases más elevadas no han sufrido los estragos de la crisis. De hecho, incluso en la clase alta los más ricos se han distanciado de los ‘sólo’ ricos. Los ricos cada vez son más ricos, los pobres cada vez son más pobres y, como consecuencia, se está produciendo la lenta muerte de la clase media, como constataba Forbes en otro artículo. Si esto, efectivamente, así fuera, se estaría produciendo un retorno a un sistema más medieval, en que la desigualdad de clases es muy acusada y la movilidad social se dificulta en extremo.

¿Quiénes son, entonces, esos ricos riquísimos por encima del bien y del mal?

Los clásicos

Bill Gates, nombrado el hombre más rico de América por vigésimo año consecutivo, con una fortuna personal de 72.000 millones de dólares. El empresario informático, además, ha recuperado el título del hombre más rico del mundo, quitándole el puesto en mayo a Carlos Slim, que había ostentado el número uno mundial durante cuatro años.

Warren Buffet, el inversor, conocido por su sagacidad, tiene una fortuna de 58.500 millones y por ello aparece en segundo lugar en la lista de Forbes. Acaba de comprar Heinz y ha sido uno de los que más ingresos ha tenido en 2013.

Larry Ellison, el fundador de la compañía de software Oracle tiene el tercer puesto con 41.000 millones de dólares.

Christy Walton, la mujer más rica de Estados Unidos, y del mundo, que heredó su fortuna de su marido, fallecido en 2005. Se estima que Walton posea unos 35.400 millones de dólares, gracias a sus acciones en la empresa de supermercados Walmart. La compañía tiene unas ventas de 466.000 millones de dólares y 2,2 millones de empleados alrededor del mundo (más que la población de Eslovenia). Walton comparte la fortuna de Walmart con sus cuñados, Jim Alice, que tienen el sexto y el séptimo puesto de la lista, con unos 33.000 millones cada uno.

Mark Zuckerberg, el famoso fundador de Facebook entra en el top 20 de la lista, ya que su fortuna personal se ha duplicado a 19.000 millones de dólares. A pesar de que tiene 29 años, no es el más joven de todos. Le gana, por unos días, Dustin Moskovitz, el ex compañero de habitación de Zuckerberg y cofundador de la famosa red social.

Michael Bloomberg, el alcalde de Nueva York ha hecho fortuna con la compañía de datos y noticias que lleva su nombre, gracias a lo cual es el político más rico. Bloomerg cuenta con 31.000 millones de dólares.

Las nuevas adquisiciones

Michael Rubin, su tienda al por menor en línea de productos deportivos ha atraído recientemente a numerosos inversores, elevando notablemente su valor.

Jeff Sutton, poseedor de un buen número de las tiendas más preciadas de la Quinta Avenida y de Times Square.

Robert Pera, de tan sólo 35 años, es uno de los nueve que no llegan a la cuarentena. Su empresa fabricante de equipos de redes inalámbricas, Ubiquiti Networks, aumentó tras un anuncio de fuertes ganancias en agosto. En aquel momento, el empresario tuiteó la letra de una canción de Jay-Z: “Todo el mundo te dice cómo hacerlo, pero nadie lo hizo nunca”.

Según Forbes uno de cada diez en la lista de los 400 americanos más ricos ha nacido en el extranjero. Es el caso de George Soros, el inversor nacido en Hungría que quebró el Banco de Inglaterra en 1992. También aparece Len Blavatnik, nacido en Ucrania, inversor residente en Londres, o el cofundador de Google Sergey Brin, originario de Rusia. Asimismo, hallamos al magnate de origen australiano Rupert Murdoch.

Fuentes: RT y ElConfidencial

comenta

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: