Gafas que delatarán células cancerosas en intervenciónes quirúrgicas.


Localizar las células afectadas por el cáncer entre células sanas es una tarea complicada para los cirujanos incluso con los últimos avances en la tecnología médica. La Universidad de Washington (Saint Louis) ha desarrollado unas gafas de uso quirúrgico que hace que los médicos vean las células cancerígenas iluminadas durante las operaciones.

Tras inyectar a los pacientes un tinte especialmente diseñado para resaltar el tejido celular afectado por el cáncer, las gafas iluminan la cantidad de tejido canceroso para facilitar a los cirujanos su extracción. De esta forma, se podría reducir el índice de segundas operaciones para eliminar el cáncer, que en pacientes con cáncer de mama es de un 25 por ciento.

Aún estamos en las primeras fases de desarrollo de esta tecnología, y está previsto que se haga un desarrollo más preciso y se pruebe de manera más amplia, pero estamos muy alentados por los beneficios potenciales para los pacientes”Aún estamos en las primeras fases de desarrollo de esta tecnología, y está previsto que se haga un desarrollo más preciso y se pruebe de manera más amplia, pero estamos muy alentados por los beneficios potenciales para los pacientes”, ha declarado la cirujana mamaria en la Universidad de Washington Julie Margenthaler a Science Daily.

Prevención de intervenciones

Estos beneficios van desde el dolor asociado a una segunda intervención para eliminar el tejido cancerígeno hasta la ansiedad que genera en los pacientes una operación de este tipo. Actualmente, el procedimiento a la hora de extirpar un tumor implica el análisis del tejido vecino, para comprobar si existen células cancerosas.

En ese sentido, se envían a un laboratorio para analizar las muestras en un microscopio. Si las células están dañadas, entonces es necesaria una segunda intervención. Estas gafas podrían reducir la necesidad de procedimientos quirúrgicos adicionales y el estrés posterior en los pacientes, así como el tiempo y el gasto.

Otro invento similar es iKnife, que fue desarrollado por el doctor Zoltan Takats. El gadget médico consiste en un bisturí equipado con un espectómetro de masa que corta las células cancerígenas y ya está siendo usado para salvar vidas en el Reino Unido.

Se trata de un bisturí inteligente capaz de detectar, en el mismo transcurso de las operaciones, tan solo en tres segundos, si el tejido que está siendo objeto de una intervención es, o no, canceroso. Ese mismo diagnóstico puede extenderse hasta media hora en las pruebas convencionales de laboratorio.

De momento, el electrobisturí evolucionado se ha testado en operaciones reales de 91 pacientes, obteniendo el cien por cien de efectividad en las mismas, tal como han avanzado los científicos en la revista Science Translational Medicine, donde se publicaron las conclusiones del experimento.

Fuente: ElConfidencial

comenta

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: