La horrible verdad acerca de los aceites vegetales … y por qué deben ser evitados

Tengo un montón de preguntas acerca de las grasas y aceites que se utilizan para cocinar. Tiene sentido, después de todo hay una gran confusión acerca de las grasas en general. Y con el aumento de los aceites vegetales “saludables para el corazón” y su nivel de consumo disparado, no es de extrañar la gente tenga preguntas acerca de estos productos altamente sobre-recomendados. Así que hablemos de los aceites vegetales de hoy: ¿Qué son? ¿Por qué debes evitarlos? ¿Y cuáles son las mejores grasas para cocinar?

Aceites vegetales: ¿Qué son realmente?

Los aceites vegetales son aceites que han sido extraídos de varias semillas. Los más comunes son la colza (canola), soja, maíz, girasol, cártamo, maní, etc. A diferencia del aceite de coco o aceite de oliva que se puede extraer mediante presión, estos aceites de nuevo cuño tienen que ser extraídos de forma muy poco natural.

Un alimento no tradicional con una historia corta y cuestionable.

A diferencia de las grasas tradicionales (manteca, sebo, manteca de cerdo, aceite de oliva, etc.) los aceites vegetales industriales son una muy nueva adición al mundo de la “comida”. De hecho, eran prácticamente inexistentes hasta el año 1900. Pero con la invención de ciertos procesos químicos y la necesidad de “abaratar” el proceso industrial con sustitutos, el mundo de la grasa no ha sido el mismo desde entonces.

Considere que hasta el inicio del siglo 20 la cantidad de aceites vegetales que se consumía era prácticamente cero. Hoy, el consumo medio es de 70 libras al año por persona. ( Y como sé que muchas personas no lo usan, eso significa que muchos otros están consumiendo aún más!)

Por supuesto que la cifra se elevó dramáticamente una vez que la campaña contra las grasas saturadas y el colesterol fue ingeniada. (Pista: El colesterol y grasas saturadas son esenciales para una buena salud.)

Incluso hoy en día, a pesar del hecho de que las enfermedades cardíacas y el cáncer siguen aumentando a un ritmo alarmante, mientras que el consumo de mantequilla se ha reducido ( y el consumo de aceite vegetal se encuentra en un máximo histórico ), la gente sigue creyendo el engaño y continúan comprando aceite vegetal el cual no es ni tradicional, ni saludable.

Aceites vegetales: un proceso anormal desde el principio

Antes de hablar sobre el proceso usado para crear los aceites vegetales, primero vamos a ver uno de mis favoritos de las grasas tradicionales: Mantequilla .

La mantequilla es un proceso simple que se produce cuando la crema se separa de la leche. Este es un proceso natural en el que sólo se necesita un poco de paciencia. Una vez que la crema y la leche se han separado, todo lo que tiene que hacer es sacar la crema y agitar hasta que se convierte en mantequilla. ( Y realmente es tan fácil como suena, he hecho un montón de mantequilla y se tarda unos 5 minutos. )

Ahora vamos a comparar a la producción de aceite de canola. La siguiente es una versión muy simplificada del proceso:

Paso 1: Encuentre algunas “semillas de canola”. Oh, espere, es verdad, esas semillas no existen. El aceite de canola se hace realmente de una versión híbrida de la colza… muy probablemente modificada genéticamente y fuertemente tratada con pesticidas.

Paso 2: Calentar las semillas de colza modificadas genéticamente a altas temperaturas para que se oxiden y se vuelvan rancias antes de que usted las compre.

Paso 3: Proceso con un disolvente de petróleo para extraer los aceites.

Paso 4: Calentar un poco más y añadir un poco de ácido para eliminar los sólidos de cera desagradables que se formaron durante la primera transformación.

Paso 5: Trate el aceite con más productos químicos para mejorar el color.

Paso 6: Desodorice el aceite para enmascarar el olor horrible de la transformación química.

Por supuesto, si usted quiere llevar el proceso un paso más allá, hidrogénelos hasta que se conviertan en sólido. Ahora usted tiene la margarina y todas sus maravillosos grasos trans.

¿Qué está mal en los Aceites Vegetales?

Espero que hasta este punto se pueda ver cómo estos aceites no son reales.

Junto con el mito acerca de las grasas saturadas y colesterol, estos aceites se promueven como saludables porque contienen grasas mono insaturadas y ácidos grasos Omega 3. Y eso es lo que los anunciantes se centran en decir para llamar su atención a los falsos datos sobre lo saludable que son. Pero definitivamente no pintan el cuadro completo.

Sin entrar en el detalle extremo ( aunque voy a enlazar con más lectura si desea saber todos los detalles espantosos ), aquí están los muchos problemas con los aceites vegetales:

-El problema de las grasas poli insaturadas

Los aceites vegetales contienen niveles muy altos de grasas poli insaturados (PUFAs). Pero ¿sabía usted que el contenido de grasa del cuerpo humano es aproximadamente un 97 % saturada y mono insaturada? Nuestro cuerpo necesita grasa para reconstruir las células y la producción de hormonas. Y nuestro sólo puede usar lo que le damos.

Las grasas poli insaturadas son muy inestables. Se oxidan fácilmente. Estas grasas oxidadas causan la inflamación y la mutación en las células. Esa oxidación está vinculada a todo tipo de problemas como el cáncer, enfermedades del corazón, endometriosis, SOP, etc. Por esto, consumir PUFAs no es saludable.

El problema con el Omega 6

Hay un gran despliegue publicitario acerca de Omega -3 y qué tan sano es. Pero lo que a menudo se descuida es el hecho de que lo más importante es la relación entre los niveles de Omega -3 y Omega- 6, que son esenciales para una buena salud.

Los aceites vegetales contienen una concentración muy alta de ácidos grasos Omega 6. Estos ácidos grasos se oxidan fácilmente. Los ácidos grasos Omega- 3, han demostrado reducir la inflamación y proteger contra el cáncer. Niveles desequilibrados de Omega -3 y Omega- 6 se han vinculado a muchos tipos de cáncer y un número alto de otros problemas. Y, como usted probablemente ha adivinado, la mayoría de los consumidores tienen muchos ácidos grasos Omega- 6 y bajos niveles de Omega -3. Pero la gente sigue creyendo lo que dicen las etiquetas de los aceites vegetales que dicen que son “una buena fuente de Omega-3″, sin darse cuenta de que están realmente causando un desequilibrio aún peor.

-Todas las otras “cosas ” malas

Más allá de los niveles naturales de grasas poli insaturadas y ácidos grasos Omega- 6, hay todos los aditivos, pesticidas y químicos que intervienen en el proceso. Muchos aceites vegetales contienen BHA y BHT ( Butilhidroxianisol y butilhidroxitolueno ) . Estos antioxidantes artificiales mantener los alimentos conservados por más tiempo para que no se descompongan rápidamente, pero también producen compuestos potenciales de cáncer en el cuerpo. Además, se han relacionado con problemas del sistema inmunológico, infertilidad, problemas de comportamiento y daños en el hígado y el riñón.

También es necesario recordad que muchos aceites vegetales proceden de fuentes modificadas genéticamente.

Si usted no sabe por qué eso es malo, investigue los resultados de los experimentos con organismos modificadas genéticamente.

En pocas palabras, estos aceites son muy poco saludables. Ellos han estado vinculados a problemas reproductivos, baja tasa de natalidad, problemas hormonales, obesidad, deterioro mental, problemas del hígado y los grandes problemas de nuestro tiempo: el cáncer y enfermedades del corazón.

Aceites para ser usados ​​con moderación

Los siguientes aceites se pueden usar en moderaciones. La mayoría contienen altos niveles de ácidos grasos Omega- 6, por lo que no deben ser consumidos libremente. Pero ellos se consideran grasas naturales, y de hecho tienen beneficios para la salud. No son muy buenos para cocinar con fuego alto, pero son aceptables como aderezos, en mayonesa y otros alimentos.

Aceite de nuez
Aceite de linaza
Aceite de Macadamia

Aceites para evitar por completo

Aquí está la gran lista de los que se deben evitar completamente:

Aceite de canola
Aceite de maíz
Aceite de soja
Aceite “vegetal”
Aceite de cacahuete
Aceite de Girasol
Aceite de cártamo
Aceite de Algodón
Aceite de uva
Margarina
Cualquier sustituto artificial de la mantequilla

Simplemente evitando estos aceites no es demasiado difícil. Pero hay que tener en cuenta que la mayoría de alimentos procesados ​​contienen estos aceites. Aderezos para ensalada, condimentos, galletas, papas fritas … ver sus ingredientes. No los compre. De hecho, evite los alimentos procesados ​​y se ahorrará muchos problemas.

Es difícil evitar los aceites vegetales rancios si vas a comer fuera, y yo personalmente trato de no hacer hincapié cuando en un restaurante. Al mantener estos aceites fuera de mi dieta, me siento bien consumiéndolos cuando salgo ocasionalmente con familia o amigos. Pero si encuentro un restaurante que utiliza grasas de calidad, seguramente iré más a menudo a ese lugar!

Fuente: Real Agenda

comenta

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: